¿Puedo beber alcohol en la diabetes?
Es usual preguntarse si se puede beber alcohol en la diabetes. La respuesta es sí, pero con moderación y siguiendo recomendaciones especiales que te contamos aquí.

¿Puedo beber alcohol en la diabetes?

La diabetes está rodeada de mitos que hacen pensar que una persona con diabetes no puede llevar una vida normal. Entre ellos, es común pensar que no se puede beber alcohol en la diabetes. En realidad, sí es posible. Sin embargo, debe hacerse con moderación y siguiendo recomendaciones especiales que te contamos a continuación.

 

Si deseas aprender más sobre diabetes tipo 1 y sus cuidados, puedes acceder sin costo a nuestros programas de educación y apoyo. Inscríbete aquí para ser miembro de DiabetesLATAM y beneficiarte de nuestras iniciativas y eventos.

 

¿Qué sucede al beber alcohol en la diabetes?


Con o sin diabetes, nuestro hígado produce nueva glucosa (azúcar) entre comidas y mientras dormimos. Es decir, cuando no estamos obteniendo energía directamente de los alimentos. El hígado libera ese azúcar a la sangre para prevenir una hipoglucemia o bajo nivel de azúcar en la sangre. 


Cuando bebemos alcohol, interrumpimos ese proceso. Las sustancias que se forman cuando el alcohol se descompone en el hígado impiden que éste produzca glucosa nueva. 


Al beber alcohol en la diabetes tipo 1 y en otros tipos de diabetes, esta reacción puede llevar a que los niveles de azúcar en la sangre bajen rápidamente y demasiado. Estos efectos pueden durar hasta 12 horas después de haber bebido (Johns Hopkins University, 2022).


¿Qué tener en cuenta antes de beber alcohol en la diabetes?


La ADA (Asociación Americana de Diabetes) recomienda hacernos tres preguntas antes de beber un trago en la diabetes:


• ¿Están mis niveles de glucosa en sangre en un rango ideal?

• ¿Mi doctor está de acuerdo con que puedo tomar alcohol con precaución?

• ¿Conozco cómo el alcohol puede afectar mis niveles de azúcar en la sangre y salud?


Si se puede responder "sí" a las tres preguntas, es probable que esté bien tomar un trago. Sin embargo, es necesario conservar límites al hacerlo y anticipar sus posibles efectos.


Consejos al beber alcohol en la diabetes


Ten en cuenta estas recomendaciones si vas a beber alcohol en la diabetes:

Bebe con moderación


Se recomienda máximo una medida de bebida alcohólica por día para mujeres y dos medidas por día para hombres (University of California, 2022). Una medida de alcohol equivale a: 


  • Cerveza: 12 onzas

  • Vino: 5 onzas

  • Ron, whisky, ginebra y otras bebidas destiladas: 1½ onzas


Mide tu glucemia antes de beber alcohol en la diabetes


Puedes beber si tu nivel de azúcar en sangre está en el rango ideal indicado por tu médico. Si estás por debajo o sobre ese nivel, no bebas.


Prefiere las bebidas con menos azúcar


Elige cervezas “light” o bajas en calorías y vinos secos. Se recomienda mezclar la bebida con hielo, agua, agua tónica, soda sin azúcar o refrescos de dieta.  


Consulta esta tabla de calorías y carbohidratos por bebida alcohólica de la USDA National Nutrient Database.


No bebas con el estómago vacío


Ten una comida principal o merienda con carbohidratos antes de beber alcohol para prevenir un nivel bajo de azúcar en la sangre o hipoglucemia. Se recomienda comer refrigerios ligeros con carbohidratos al beber alcohol en la diabetes.


Si haces ejercicio, tu azúcar bajará más rápido


En lo posible, evita estar muy activo físicamente si bebes. Si vas a bailar antes, durante o después de beber, busca un balance comiendo carbohidratos y monitorea tu glucemia. 

 

Monitorea tu glucemia más seguido


Los efectos del alcohol en tu glucemia pueden durar hasta 12 horas o incluso más. Monitorea con mayor frecuencia tu glucemia en este período de tiempo. En especial, justo antes de irte a dormir si es el caso.


Prepárate y trata rápidamente la hipoglucemia o bajón de azúcar


Ten claro cómo identificar y cómo tratar una hipoglucemia. Si vas a beber fuera de casa, asegúrate de tener a la mano fuentes de azúcar que suban rápido tu glucemia. Por ejemplo, tabletas de glucosa, refrescos con azúcar, un sánduche, etc. 


Distingue entre embriaguez e hipoglucemia


Algunos síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre pueden parecerse a los de estar en estado de embriaguez. Los más comunes en ambos son mareo, confusión y sueño. 


Comunícalo al quienes te acompañan 


Es posible que quienes te rodean se den cuenta de que necesitas ayuda o piensen que sólo estás ebrio(a). Asegúrate de que tus amigos sepan que el azúcar en tu sangre probablemente baje y de que conozcan como actuar ante una emergencia. 


Comunica a tus seres queridos dónde estarás y con quién.


También se recomienda que portes un identificador de tu tipo de diabetes, por ejemplo, un brazalete o pulsera de alerta médica.


En resumen, asegúrate de mantener tus niveles de azúcar en sangre monitoreados y en rango, prepararte y preparar a quienes te acompañan para una emergencia y beber con moderación. 


Además, al beber alcohol en la diabetes nunca debe llegarse al punto de perder la conciencia, pues debemos siempre ser capaces de tomar decisiones y actuar para cuidar de nuestra salud. 


Bibliografía


Johns Hopkins University. Mixing Alcohol with Your Diabetes

University of California, San Francisco. La diabetes y el alcohol. 


Diabetes y COVID19 en niños: ¿Cuál es la relación?