Tecnología para tratar la diabetes y lograr un mejor control glucémico

Como en muchos otros campos de acción, la tecnología se ha convertido en una gran aliada de la medicina. Actualmente existen avances y soluciones tecnológicas para facilitar el tratamiento de diferentes condiciones de salud, y la diabetes no es la excepción. En este artículo conocerás algunos ejemplos de tecnología para tratar la diabetes y lograr un mejor control de la glucemia.

Si deseas aprender sobre diabetes tipo 1, su cuidado y tratamiento, conoce nuestros programas de educación y apoyoInscríbete aquí para ser miembro de DiabetesLATAM, participar en nuestras iniciativas y mantenerte al día en los avances en el tratamiento de la diabetes.

Glucómetro: La principal tecnología para tratar la diabetes

El glucómetro o medidor de glucosa es probablemente la tecnología para tratar la diabetes más usada. Es un pequeño dispositivo que facilita medir la cantidad de glucosa que hay en una gota de sangre. De esta forma, permite saber si la glucemia (azúcar en la sangre) está en un rango ideal y saludable. 

Resulta muy útil en la diabetes, que requiere realizar esta medición varias veces al día.
Conoce los pasos para medir la glucemia con tu glucómetro. Ten en cuenta los factores o errores de uso que pueden afectar la precisión de una glucometría.

Monitor continuo de glucosa

Existe otra herramienta para conocer los niveles de glucemia sin pinchar tus dedos. A esta tecnología para tratar la diabetes se le conoce como sistema de monitoreo continuo de glucosa.

El medidor continuo de glucosa (CGM/FGM) permite monitorear la glucosa en el líquido intersticial (líquido entre células) de forma continua. Esto mediante un sensor en forma de hilo delgado que es insertado en el tejido subcutáneo. Ofrece lecturas de glucosa cada cinco minutos aproximadamente (Hospital Sant Joan de Déu, 2020). Así, obtiene durante todo el día información sobre los niveles de glucosa.

Brinda información detallada y exacta sobre los cambios en tu glucemia, y una lectura más completa que el glucómetro. Con base en eso, tú y tu equipo médico pueden ajustar tus cantidades de carbohidratos y dosis de insulina.

Los monitores continuos de glucosa se componen de:

  • Un sensor, que tiene un filamento delgado y flexible que se inserta en la piel.
  • Un transmisor, que se encarga de recibir los datos del sensor y enviar la información al receptor.
  • El receptor, que puede ser tu teléfono celular, donde se mostrarán tus valores de glucosa y sus tendencias.
  • Un software o plataforma digital que te permitirá ver y descargar la información que ha obtenido el sensor.

Esta tecnología para tratar la diabetes te permite conocer el tiempo que permaneces dentro de los niveles recomendados por tu médico (tiempo en rango). Consulta esta completa guía para usar el monitor continuo de glucosa.

La bomba de insulina o infusora de insulina

Es un dispositivo que permite administrar la insulina de manera continua en tu cuerpo. Su tamaño es pequeño, similar al de un celular, y tú mismo deberás programarlo para su uso. Tu equipo médico y el fabricante del dispositivo te indicará cómo usarla. 

La bomba de insulina va conectada permanentemente a tu cuerpo a través de un tubo llamado catéter. Ese tubo se inserta en el tejido bajo tu piel y debe ser cambiado cada dos o tres días. 

El sistema tiene varios componentes:

  • La bomba de insulina, con la que se inyecta insulina de forma continua 
  • El infusor, un tubo delgado plástico con una cánula o aguja que se inserta bajo de tu piel.
  • El reservorio de insulina, similar a una jeringuilla, que contiene la insulina que necesitas para 2 o 3 días. Deberás recargarlo.

Con la bomba de insulina es posible mantener un óptimo control sin inyectar insulina varias veces al día. Sin embargo, su uso requiere mucha responsabilidad, disciplina, entrenamiento, educación y dedicación. Adicionalmente, los costos de adquisición y mantenimiento de esta tecnología para tratar la diabetes son elevados. 

Tu médico te indicará si una bomba o infusora de insulina es adecuada para ti. Conoce más sobre las ventajas, desventajas y uso de las bombas de insulina.

Páncreas artificial: El futuro de la tecnología para tratar la diabetes

El páncreas artificial es un sistema de control de glucosa en la sangre de circuito cerrado que maneja una bomba de insulina a partir de la estimación de glucosa plasmática proporcionada por un monitor continuo de glucosa.  Este sistema toma decisiones automáticas en cada medición del monitor continuo de glucosa. Es decir, cada 5 minutos decide y proporciona una infusión de insulina al cuerpo (Bondía, 2020).

Así, esta tecnología para tratar la diabetes monitorea los niveles de glucosa durante todo el día y administra insulina automáticamente. 

Además de integrar el monitor continuo y la bomba, utiliza un algoritmo para administrar la cantidad correcta de insulina basal. Dependiendo del nivel de glucosa en la sangre y sus variaciones, el algoritmo de control indica a la bomba de insulina cuánta insulina debe administrar y en qué momento. 

Esta herramienta de automatización e inteligencia artificial aún está en desarrollo y procesos de mejora. Sin embargo, ha mostrado muy buenos resultados en quienes ya lo utilizan y en diversos estudios. Conoce más sobre su funcionamiento en este artículo.

En conclusión, las nuevas tecnologías son un aliado más en tu tratamiento. Te ayudarán a monitorear lo que ocurre en tu cuerpo en tiempo real y a tomar medidas correctivas a tiempo. Cada día hay nuevos avances para mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes, así que investiga con tu equipo médico cuál aparato es el adecuado para ti y si está disponible en tu país. 

Bibliografía

Hospital Sant Joan de Déu, 2020. Medidor continuo de glucosa (CGM/FGM): qué es y qué beneficios tiene. Recuperado de: https://diabetes.sjdhospitalbarcelona.org/es/diabetes-tipo-1/consejos/medidor-continuo-glucosa-cgmfgm-beneficios-tiene#:~:text=Un%20medidor%20continuo%20de%20glucosa,insertado%20en%20el%20tejido%20subcut%C3%A1neo

Bondía, J., 2020. Páncreas Artificial. Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), Madrid. Instituto Universitario de Automática e Informática Industrial, Universitat Politécnica de Valéncia, Valencia. Recuperado de: https://www.endocrinologiapediatrica.org/revistas/P1-E33/P1-E33-S2620-A599.pdf


¿Puedo beber alcohol en la diabetes?
Es usual preguntarse si se puede beber alcohol en la diabetes. La respuesta es sí, pero con moderación y siguiendo recomendaciones especiales que te contamos aquí.